Tras concluir la etapa de limpieza, desarme, conservación y diagnóstico, acorde a lo previsto en la llamada norma técnica 52, directivos, especialistas y obreros de los nueve centrales azucareros de Villa Clara que intervinieron en la contienda, están inmersos en la reparación de la maquinaria fabril.

La venta de más de 31 mil 200 reservaciones para julio y agosto en las siete instalaciones de campismo que se explotan en Villa Clara, agotó las capacidades para esos meses. Más detalles en el reporte en audio de la periodista Mailé Hernández.

La realización de más de 580 mil prendas de vestir, de enero a mayo último, en la Unidad Empresarial de Base Fenix, de Villa Clara, representa un ligero ascenso en comparación con igual etapa del año último, reflejo de la estabilidad en el quehacer de esa industria.

"La industria azucarera aspira a convertirse en la principal fuente de energía limpia en Cuba, como parte de un programa de desarrollo de fuentes renovables con el que se pretende disminuir la dependencia de combustibles fósiles importados y proteger el medioambiente", expresaba una nota publicada hace algún tiempo por diferentes agencias de noticias.  

Artistas aficionados y profesionales  amenizan hasta el mes de agosto, el verano en las montañas de Villa Clara, con la puesta de obras de teatro, espectáculos variados, junto a la actuación de dúos, cuartetos y compañías de entretenimiento.

Los agroazucareros de Villa Clara iniciaron el séptimo mes del año con la campaña de siembra de caña  frio en una situación muy tensa, al tener que plantar 15 mil 300 hectáreas, cifra no alcanzada desde hace muchos años por la provincia en esta etapa que se extiende hasta diciembre.

Un variado programa de actividades prevé la inclusión de todos los grupos etarios en los meses de recreo e incluye fiestas populares en municipios y semanas de la cultura en varias comunidades.