Con el deber como brújula (+Audio)

Con el deber como brújula
Fotos: Cortesía del entrevistado.

Ni siquiera cuando nuestra capacidad de asombro pareciera rendida ante un año de pandemia, dejan de conmovernos las historias escritas a pie de obra, en una contienda contra la enfermedad y la muerte.

La del doctor Lázaro Manuel Filgueira Morilla es de esas que surcan nuestra cotidianidad sin pretensiones de trascendencia, con el deber como brújula.

Cienfueguero de nacimiento, villaclareño por adopción, jefe de la sala de terapia intensiva del Hospital Militar «Manuel Piti Fajardo», y además internacionalista, investigador y candidato a doctor en ciencias, siente que es intensidad la palabra que mejor describe este año de no pocos riesgos y aprendizajes profesionales. 

Terapia intensiva, como ningún otro espacio hospitalario, recibe el rostro más rudo de la COVID-19 y el más exigente en términos de atención y tratamiento médico. Para el doctor Lázaro se trata de una labor de razonamiento clínico y de dedicación al paciente y a los detalles que descompensan su estado de salud. Así lo ha corroborado en sus muchas horas en zona roja.

Escuche en el siguiente reporte en audio los detalles de su diálogo con CMHW

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.