Tras más de un año de COVID-19 resulta común sentirse agotado, irritable y ansioso, sensaciones que se asocian no solo a los diagnosticados con el virus, sino que también afectan la salud emocional de millones de personas de todas las edades y, en especial, la de los trabajadores de la salud.

Las redes sociales, con sus ventajas y riesgos ya son parte indispensable de la vida. Según datos recientes, más de 3 800 millones de personas en el mundo, es decir, la mitad de la población mundial utiliza alguna red social y es posible asegurar que la vida de la otra mitad que no las usa, también  se ve afectada de algún modo por ellas.

La dureza del agua y su influencia en la aparición de nefrolitiasis o cálculos renales en una zona geográfica de Corralillo, fue una de las 38 investigaciones presentadas por los miembros de la Sociedad Geológica de Villa Clara en la IX Convención de Ciencias de la Tierra que del 5 al 9 de abril se desarrolla de forma online.